Wingspan

55,00 

Wingspan es un juego de mesa de estilo europeo que se apoya en la gestión de mano y recursos. Una producción de lujo para este juego sobre las aves.

Descripción del Producto

Wingspan

Wingspan es un juego competitivo de producción y coleccionismo de aves, para 1 a 5 jugadores.

Diseñado por Elizabeth Hargrave e ilustrado por Natalia Rojas, Ana María Martínez Jaramillo y Beth Sobel.

Sois unos apasionados de las aves (investigadores, observadores de aves, ornitólogos y coleccionistas) que intentan descubrir y atraer a las más interesantes a vuestros aviarios. Cada ave es un nuevo engranaje en las potentes cadenas de combinaciones (acciones) que formaréis en vuestros hábitats. Estos hábitats se centran en diversos aspectos fundamentales del crecimiento:

Gana fichas de alimento con dados especiales que se lanzan en una torre de dados con forma de comedero de aves.

Pon huevos usando miniaturas jaspeadas en diversos colores.

Elige entre cientos de cartas de ave únicas y juégalas.

El ganador será quien más puntos acumule sumando aves, cartas de bonificación, objetivos de final de ronda, huevos, alimento acumulado y aves solapadas.

Recomendado

Wingspan es un juego de mesa de tablero de estilo europeo. Ofrece partidas para 1 a 5 jugadores con una edad mínima recomendada de 10 años y una duración media por partida de 55 minutos. Estamos ante un juego de gestión de mano en el que intentaremos hacer las mejores combinaciones de aves para permitirnos hacer más puntos que nuestros rivales. Este juego llega al mercado respaldado por la marca Stonemaier Games, especialistas en realidad unas producciones espectaculares y juegos de muy buena presencia.

En este caso han optado por un juego sencillo y asequible de orientación familiar apto para todos los públicos. Si buscas un juego con estrategia pero capaz de enganchar desde el primer momento a un gran abanico de jugadores, Wingspan puede ser una opción estupenda ya que su imponente presencia y sus turnos ágiles le van a permitir ser el protagonista de la sesión desde el minuto uno. Un juego que ha venido para quedarse.