Los archivadores sirven para dar una buena protección a las cartas de nuestra colección que queremos guardar con más mimo en un mismo lugar.

En esta categoría tenemos que tener en cuenta que hay dos tipos de archivadores, los que vienen fijos con las hojas para cartas y los que son variables.

Los fijos vienen con un número determinado de espacios y no se podrán modificar.

En cambio los variables poseen anillas que nos permiten introducirle unas hojas que se venden por separado.

Con las hojas es dónde podremos guardar las cartas, por tanto podremos almacenar las hojas que queramos según nuestras necesidades.