¡Hola a todos!

Hoy toca habla de Olympians war, un juego de reciente publicación por parte de Blauberry editorial y que vio la luz gracias a una exitosa campaña de crowdfunding en la plataforma Verkami.


Introducción

Olympians wars es un juego para 2 a 6 jugadores (eso pone en la caja, pero no es del todo cierto, ya lo discutiremos más adelante) con una edad recomendada de +8 años y una duración media por partida de 10 minutos (también muy discutible). Un filler de cartas ligerito en el que tendremos que hacernos con la supremacía del Olimpo gracias a ganarnos el favor de sus dioses. ¡A por él!

Contenido de la caja

Un mazo de cartas y un manual de instrucciones. La caja, algo endeble, es agradable al tacto y no peca de ser excesivamente grande para su contenido. Las cartas cumplen sin sobresalir ni por lo bueno ni por lo malo. El manual es el peor manual que he leído nunca, falto de ejemplos, ayudas o una estructura fácil de seguir. Sin un glosario de términos o explicación de los mismos. Francamente, me costó mucho llegar a jugar con la certeza de estar siguiendo bien las reglas. El arte es graciosete, muy simplista en algunas ilustraciones para mi gusto a pesar de que el estilo lo pide.

Contenido de la caja.

Al menos el precio no es elevado, 15 euros de PvP.

Preparación de la partida

Para empezar a jugar hay que separar las cartas de invocación (tienen un dorso diferente) del mazo y colocarlas en el centro de la mesa, pon a su lado dos cartas de “templo”. Ahora reparte 4 cartas a cada jugador y coloca el mazo de robo al alcance de todos. Ya puedes empezar a jugar.

Desarrollo de la partida

El objetivo del juego es conseguir tener en tu lado de la mesa a 4 dioses diferentes. Para ello, los jugadores dispondrán de su turno para ejecutar una de estas dos opciones:

Descartar cualquier número de cartas de tu mano para robar esa misma cantidad.

Robar una carta del mazo, jugar o no una carta y, después, invocar una de las criaturas disponibles en el centro de la mesa en caso de que pudieras pagar su coste con los dioses que tengas en los campos Elíseos. Los campos Elíseos es una zona de juego donde colocas los dioses de tus rivales que has ido matando.

Así de fácil

Set up para 3 jugadores

Fin de la partida

La partida termina cuando un jugador consigue tener en su “metrópolis” a 4 dioses diferentes. No os confundáis, los campos Elíseos no forman parte de tu metrópolis. Esta es tu zona de juego donde vas colocando las cartas al jugarlas. En caso de que el mazo de robo se acabe y nadie haya conseguido alcanzar el objetivo ganará quien controle más dioses diferentes en ese momento.

¿Cómo ser un jugador de éxito en Olympians War?

Como buen filler con bastante interacción y escaso control fuera de tu turno, la victoria va a pasar por que nadie se fije en ti. Intenta no ser nunca el más destacado, no hables demasiado y no llames la atención. Busca cartas para destruir dioses del enemigo para llevártelos a los campos Elíseos y poder adquirir invocaciones, van a marcar la diferencia. Si tuvieras que perder un turno en descartar gran parte de la mano hazlo ¡ah! y, por favor, si decides perder un turno en hacerlo, mínimo elimina tres cartas para coger bastantes nuevas, si no es muy difícil que encuentres lo que buscas y te tocará volver a perder un turno más cuando te toque.

Detalle de cartas.


Me doy cuenta que hasta ahora nada más que le he metido palos al juego, pobrecito. Menos mal que aquí vamos a arreglar la cosa. El caso es que Olympic wars, a pesar de sus fallos, es un juego estupendo para 4-6 jugadores que busquen un rato desenfadado con interacción y ligerito de reglas. La duración está muy bien ajustada y realmente llegan a producirse situaciones divertidas. Sin embargo, a pesar de que el juego funciona muy bien en ese rango, tiene algunos lastres graves. Para empezar, el manual, que no hay por donde cogerlo, y el rango de jugadores, no solo mal indicado sino mal resuelto. El juego propone una especie de modificación del mazo para 3+ jugadores, es decir, que cambia solo a dos jugadores, alterando el mazo de una forma que para nada ayuda a poder jugar las cartas que tienes en mano ya que, al funcionar por “palos” y tener solo un rival, muchas veces tendrás cartas que no sirvan para nada o solo puedas jugar una o ninguna de ellas. Yo creo que a este juego le faltó algo más de desarrollo una vez se encontró una fórmula que funcionaba bien. También es cierto que recuerda excesivamente a Virus! un titán en el mercado nacional del que bebe prácticamente todo y le incorpora algunas modificaciones como el sistema de los campos Elíseos y las invocaciones.

Ventajas: divertido y dinámico.

Inconvenientes: Manual, rango de jugadores.

Recomendado: picar entre horas o tomar un respiro en una sesión con juegos más pesados.

No recomendado: jugadores que esperen un filler con enjundia o darle demasiadas partidas seguidas.

Me lo compro si: buscas un filler con interacción o del tipo “robo y juego”.

No me lo compro si: buscas un filler con “chicha” o ya tienes alguno de este tipo y no lo sacas mucho a mesa.

¡Nos leemos!