¡Hola a todos!

Hoy estoy aquí para contaros por qué hemos decido ser mecenas de Pocket Invaders. Si quieres conocer algo más acerca de nuestra iniciativa sobre apoyar juegos nacionales pincha aquí.

¿Y qué mejor manera de hacerlo que con una reseña? Tras ponernos en contacto con su autor, muy majo por cierto, hemos podido disponer de un prototipo y le hemos dado caña al juego para poder tomar una decisión acertada. ¡Vamos a ello!


Introducción

Pockets invaders es un juego abstracto para dos jugadores de peso ligero y con una duración media por partida de 10 minutos. En él dirigimos a una flota de naves enfrentada a la de nuestro oponente y deberemos pugnar por llegar con nuestra nave nodriza al planeta rival sin perderla.

Contenido del juego

En el momento de escribir éstas líneas  todavía no ha terminado su campaña de Crowdfunding así que el contenido no está del todo delimitado. El contenido básico del juego es 1 tablero con 4 opciones, 14 dados con 8 tipos de naves y un reglamento. Los mecenas tendrán acceso a contenido adicional en forma de dados, nuevos tableros etc.

Las 8 naves disponibles en el contenido básico. Perdón por el brillo.

Como veis la ambientación del juego es «retro» y, más concretamente, basada en el popular videojuego Space Invaders. Una estética sencilla pero acertada que hará las delicias de aquellos que pudieron disfrutar del título original. ¡Nostalgia al poder!

Preparación de la partida

Consulta una configuración inicial en el manual, saca el tablero y coloca los dados. Tardas lo mismo en leerlo que en hacerlo. Algo que me encanta, el set up es mínimo.

Ejemplo de configuración inicial.

Desarrollo de la partida

El juego se desarrolla por turnos alternos entre ambos jugadores. Durante su turno un jugador puede realizar 3 acciones:

1 Mover una nave: las naves pueden desplazarse una casilla en cualquier dirección que indiquen los píxeles cercanos a los bordes del dado.

2 Comer una nave: cuando una nave se desplaza a una casilla ocupada por otra del rival la retiras del tablero y emplazas la tuya en su lugar. La recién capturada nave se lanza y forma parte de tu reserva.

3 Colocar una nave: puedes colocar en cualquier lugar del tablero una nave de tu reserva. Hay una excepción, la nave exploradora que no puede ser colocada en el planeta del rival.

Aparte de ésto hay que saber una cosita más: cuando la nave exploradora llega al planeta rival la lanzas hasta que no salga una nave exploradora y la colocas directamente en el lugar donde estaba. Por cierto, el «planeta» varía dependiendo del tablero, pero suele ser la primera y segunda línea más alejada de tu oponente.

Éste es el funcionamiento básico y normal del juego pero, cabe destacar que hay una amplia variedad de modos de juego que permiten adaptar éste funcionamiento a los gustos de cada jugador. En algunos se reduce el azar, en otros se aumenta etc. La combinación de estas modalidades y el gran abanico de configuraciones iniciales la rejugabilidad está asegurada.

Fin de partida

La partida termina cuando un jugador llega con su nave nodriza al planeta rival o consigue capturar la del oponente. A estas altura y aún no he dicho cual es la nave nodriza (menudo bloguero), la nave nodriza es la única que puede mover en todas direcciones.

¿Cómo ser un jugador de éxito en Pocket Invaders?

Bueno, como en todo abstracto aquí el secreto es la práctica y jugarlo con ganas. Pensar con cuidado los movimientos y evaluar bien cada situación, no pienses solo en tus posible movimientos, debes adelantarte a los de tu rival. Mientras no hay ninguna nave en reserva el juego es más fácil de controlar pero, cuando éstas empiezan a llenarse la cosa se complica mucho.


Cuando pedí el prototipo prometí al autor una reseña sincera sobre el juego, detesto ver opiniones forzadas o «infladas» así que ahora os cuento que me ha parecido Pocket Invaders. Para mí ha sido una grata sorpresa éste título, me encantaba la estética y al conocer que era un abstracto mi interés se disparó. Lo he probado y me ha encantado. Es muy intenso, siempre con sensación de peligro y los errores se pagan caros. Me gusta mucho la variedad de configuraciones iniciales y la gran cantidad de modos de juego que hay. Su setup prácticamente inexistente, su pequeño tamaño hace que lo puedas llevar encima siempre que quieras, no sé, me gustaría decir algo negativo pero no se lo he encontrado.

Inconvenientes: como ya he dicho no le he encontrado, quizás el echo de que hay azar (tirar los dados cuando los capturas) pueda no gustar a algunos aficionados a éste tipo de juegos que, precisamente, se caracterizan por un bajo o nulo componente aleatorio.

Ventajas: muy rápido y fácil de explicar. Pequeño, cabe en cualquier sitio. Sencillo, elegante y muy bien hilado.

Recomendado: un juego para echar unas partidas rápidas en cualquier lugar. A los más sesudos puede darle sesiones más largas.

No recomendado: sesiones largas sin otros juegos, quizás muchas partidas seguidas puedan cansar aunque, cuidado, puede llegar a «picar».

Ahora os dejo links a toda la información del proyecto que, por cierto, termina en solo unos días. Yo os recomiendo que echéis un vistazo por si os gusta.

Verkami (info + crowdfunding), blog (info), Twitter y Facebook.

¡Nos leemos!