¡Hola a todos!

¡Demonios! Termina el Crowdfunding de Incómodos invitados y nosotros aquí de brazos cruzados. Esta es una reseña a traición, fuera de horario y “por la cara”. ¿Por qué? Pues porque Incómodos invitados me ha encantado y creo que será positivo hablar de él y que os animéis a contribuir a su proyecto en Verkami si os gusta lo que aquí digo. Así que, sin más dilación… ¡Allá vamos!


Introducción

El Sr. Walton a muerto… bla bla bla… sospechosos… armas posibles… En resumen, que han matado a un tío forrado y que tenéis que averiguar quién lo ha hecho, cómo y por qué. ¿Nada nuevo? Desde luego en el tema no pero ¿y en la forma? Desde luego sí. Incómodos invitados es un juego de deducción para 3-8 jugadores de una edad mínima recomendada de 12 años y con partidas con una duración media de entre 45-75 minutos.

Contenido de la caja

Pues como todos estos crowdfundings, depende de cuanta pasta consigan. Lo que vais a tener seguro es un taco de cartas considerable con el que montar los asesinatos y, si no me equivoco, ya están desbloqueados algunos tokens y pantallas individuales (que serán muy útiles ya lo veréis). El prototipo que yo tengo tiene unas cartas “aceptables” pero para eso, un prototipo. Espero que hagan una buena edición de estas en la versión definitiva del juego ya que son las protagonistas. Poco más os puedo decir.

Detalle del prototipo. Cartas y más cartas.

Preparación de la partida

De momento hay 25 partidas posibles, imagino que se crearán y colgarán más a posteriori. El caso es que antes de jugar tienes que seleccionar una partida, formar el mazo de dicha partida cogiendo las 70 cartas indicadas (que identificarás por un número en el dorso) e imprimir la consola de deducción para cada jugador. Yo te recomiendo hacerlo en tamaño folio, es un espacio vital y estar “a tus anchas” te va a hacer disfrutar más del juego. Reparte 6 cartas a cada jugador y ya estáis listos.

Desarrollo de la partida

El objetivo del juego es evidente ¿no? Ser el primero en responder a ¿quién? ¿con qué? y ¿por qué? Ahora os explicaré cómo lograrlo.

La partida se desarrolla en rondas, que se completan cuando todos los jugadores han jugado un turno. Durante su turno, un jugador pide información sobre dos referencias relacionadas con el crimen que pueden ser un sospechoso, una ubicación o dos del mismo tipo. Aquí os hago un inciso. Todas las cartas de incómodos invitados tienen tres aspectos diferentes:

  1. Información: relevante para la resolución del caso. Ten en cuenta que la policía y el servicio siempre dirá la verdad, los sospechosos pueden mentir, bien porque sean el asesino o cómplices del mismo.
  2. Valor de la información: ordenada del 1 al 3. Según lo importante que sea. Servirá para asegurar que los intercambios de información entre jugadores sean “justos”, al menos en principio.
  3. Referencia: de una manera u otra, todas las cartas dan información asociada a uno de los sospechosos o una de las localizaciones de la mansión Walton. Hay que tener en cuenta que las armas posibles están todas asociadas a la localización en la que se encuentran habitualmente.

Arriba a la izquierda, valor de la información. Arriba derecha, referencia. Abajo derecha, información sobre el caso.

¿Que ocurre una vez que el jugador activo pregunta por las dos referencias? En orden de turno cada otro jugador le ofrece un cambio formado por tantas cartas de su mano quiera, las coloca boca abajo sobre la mesa y anuncia la suma del valor de información de todas sus cartas. Una vez terminada la ronda de propuestas el jugador activo decide que cambios aceptar e intercambia las cartas ofrecidas por otras de su mano de igual valor o superior. Nota: no puedes usar para intercambiar cartas que acabas de recibir de otro intercambio en ese mismo turno (esto no lo he visto en el manual, pero me parece de cajón que sea así). Si nadie te ofrece nada robas tres cartas del mazo central. No estás obligado a aceptar ningún cambio.

Siguiendo esa línea se termina una ronda cuando todos han preguntado por dos referencias y han hecho sus respectivos cambios. Una vez terminada la ronda y en secreto, cada jugador decide si resolver el caso o no. En caso negativo cada jugador descarta cartas de su mano boca abajo hasta tener solo 3 en mano y roba 3 cartas del mazo (la primera vez que se haga esto se formará el mazo de descartes, que se barajará una vez se termine el mazo de robo). En caso afirmativo los jugadores interesados en resolver el caso lo apuntan en su consola de deducción y miran la solución. Si acertaron ganan la partida, en caso negativo son eliminados del juego y todos los jugadores pueden ver su mano, abriéndose un nuevo turno para elegir si resolver o no el caso. Cuando ningún jugador quiera resolver el caso comienza una nueva ronda.

Fin de la partida

Cuando un jugador o jugadores resuelven el misterio en la misma ronda o solo quedan dos jugadores en la partida (ambos se consideran ganadores).

Cartas más en detalle. Son muy importantes.

¿Cómo ser un jugador de éxito en Incómodos invitados?

Evidentemente debes estar atento a toda la información que te llega y pedir referencias que te permitan eliminar el máximo número de posibilidades. Pero, eso van a hacerlo todos. ¿Por qué tú les vas a machacar? Pues porque te vas a fijar en el flujo de información. Evita cambios por valor similar con los mismos jugadores y empieza por arriba. Si tu ofreces a un jugador una carta de valor 3 por dos cartas suyas y luego el te ofrece una carta de 3 o tu le ofreces cartas por ese valor, seguramente te la mande de vuelta. Por tanto, empieza por 3, luego baja a 2 y finalmente a 1, así tendrás garantía de que no “te la cuela” cuidado también con las cartas que se cambian entre ellos, ya que la carta que ofreciste puede ahora tenerla otro jugador y enviártela de vuelta. ¿Has tomado nota? Genial, ahora ya sabes también qué es lo que tienes que hacer, haz que las cartas de tu mano vuelvan a jugadores que ya las han visto y, si tienes información crucial intenta no revelarla porque, siempre tienes certeza de lo importante de tu información, pero lo mismo la que te dan es una chufa o, sobre todo, a medida que tienes más información, ya no te es útil.


Y ahora qué pienso de Incómodos invitados. Lo cierto es que los juegos de deducción me gustan mucho y este tiene muchas posibilidades. Me gusta la sensación real de estar investigando un crimen e ir solicitando información según las sospechas que vas generando de manera involuntaria sobre la situación del caso. Al principio es algo difícil orientarse pero luego estás siempre deseando de cambiar cartas para ver si obtienes “esa información justa”. Lo peor sin duda es el set up y, si una vez finalizadas las 25 partidas que trae el juego base se podrá tener acceso a más. Tampoco estoy seguro de que las partidas puedan llegar a hacerse repetitivas puesto que, aunque investigas diferentes casos lo haces de la misma manera, tendría que jugar más. Entreturno muy ameno ya que muchas veces vas a poder evaluar si te interesa hacer un intercambio con el otro o no.

Ventajas: un juego de deducción de duración “controlada”, desarrollo original.

Inconvenientes: imprimir consolas de deducción para las partidas, set up engorroso.

Recomendado: gente con ganas de un juego de deducción o buscando nuevas experiencias en un juego de mesa. Ambientes relajados.

No recomendado: creo que es un juego que puede gustar a cualquiera pero evitar entornos ruidosos.

Me lo compro si: tienes ganas de probar un juego de deducción o probar la experiencia de “investigar un asesinato”.

No me lo compro si: los juegos de deducción no te llaman.

¡Nos leemos!