¡Hola a todos!

Hoy os vengo a hablar de Odyssey, una novedad de Devir diseñada por Leo Colovinni. Un juego asimétrico por bandos en el que los navegantes intentarán llegar a casa mientras poseidón se divierte con ellos.


Introducción

Odyssey propone partidas de unos 30 minutos de duración para 2-5 jugadores con una edad mínima recomendada de 13 años. Estamos ante un juego de deducción por bandos de duración bien limitada y con capacidad de adaptarse a cada grupo de juego gracias a ciertas variantes que pueden implementarse para equilibrar las partidas. ¿Qué preferís? ¿Azotar los mares? ¿Ser aguerridos marineros en contra de la ira de los dioses? ¡Vamos!

Contenido de la caja

¿Porqué demonios tiene una caja taaaaan larga? Bueno, al menos es útil y se utiliza para jugar. Muy importante, contenido: 4 tableros diferentes, auténticas miniaturas de barcos que facilitarán tu inmersión en esta increíble aventura (/ameritrash mode), algunas fichas de cartón, manual para que aprendas a jugar y creo que ya está ¿no?

Contenido de la caja.

Bueno, el caso, que el contenido está bastante bien, los componentes son realmente útiles y tienen un arte más que correcto. Recalcar el lujo de tener 4 tableros diferentes que posibilitan 4 escenarios distintos, añade bastante variedad al juego. Las miniaturas de los barcos están muy graciosas y las fichas para las variantes cumplen. Sin embargo, he visto algo que no me cuadra. Tanto las fichas para las variantes como los “recordatorios” para los barcos, son más grandes de los cuadros del tablero… my dear… si tienes que poner varios pegados es un coñazo ¿no se podrían haber hecho más pequeños?

¡¡¡Atención!!! Inserto útil, ya sabéis que lo adoro. Y ojo, esa alargada caja sirve para algo: se emplea como pantalla para que ambos bandos no puedan ver el tablero contrario. ¡Todo tiene sentido!

Bromas aparte, que hoy estoy sembrado, un excelente trabajo de edición.

Preparación de la partida

Decidid el escenario en el que vais a jugar y sacar los dos tableros correspondientes. Coloca el de poseidón en el inserto y el otro enfrentado. Coloca la tapa de la caja en medio a modo de barrera visual (pinzada sobre la caja es una buena idea) y haz que ambos tableros tengan el norte orientados hacia ella. Ahora reparte y coloca las miniaturas de los barcos (uno de cada color a cada bando), dale las 11 fichas de ronda/tormenta a poseidón y decidid si vais a incluir alguna variante. En caso afirmativo y si fuera necesario, reparte a cada bando las fichas necesarias para implementar la variación de juego. Se tarda más en leerlo que en hacerlo, en serio.

Vista cenital de la partida preparada.

Desarrollo de la partida

El objetivo de los navegantes es llegar a la isla sagrada, una casilla en mitad de el tablero antes de que se terminen las once rondas de juego. Venga, ahora adivina el objetivo de poseidón… ¡que no lo hagan! El desarrollo de cada ronda es muy simple:

Turno de poseidón: poseidón elige y utiliza una de las 11 fichas de ronda. Estas pueden ser de los 4 colores de los barcos o negras. Si fueran del color de un barco, poseidón tendrá derecho a mover en su tablero la figurina del barco de dicho color. Si fuera negra tendrá derecho a moverlos todos. Ojo, poseidón no puede en dos turnos consecutivos jugar ficha negra.

Turno de los navegantes: cada navegante dice a poseidón en qué dirección quiere que naveguen sus barcos. Barco por barco poseidón revela información sobre: la casilla en la que se encuentra el barco y las casillas adyacentes al barco.

Aquí me voy a parar para explicaros varias cosas. Tened en cuenta que poseidón mueve los barcos en su tablero y sabe en qué dirección navegan los navegantes por lo que, en el tablero de poseidón, la posición de los barcos es siempre correcta. ¿Qué pasa con los navegantes? Pues que estos, en función de qué información revele poseidón sobre lo que el barco ve, deberán hacerse una idea de los posibles movimientos que hizo poseidón con ese barco e intentar averiguar dónde está cada barco realmente para poder navegar con precisión a la isla sagrada. En el tablero hay diferentes elementos que van a servir como referencia, islas o diferentes niveles de profundidad de agua y que serán los que poseidón revele (acorde a unas sencillas normas que no voy a mencionar aquí) durante el turno de movimiento de los navegantes.

Detalle del tablero. Se pueden apreciar las islas, diferentes profundidades y las isla sagrada.

Fin de la partida

La partida termina cuando acaba la ronde de juego 11. Las condiciones de victoria varían según el número de jugadores pero, en resumen, a más barcos lleguen a la isla más “habrán ganado” los navegantes.

¿Cómo ser un jugador de éxito en Odyssey?

Aunque aplicado de diferente manera la esencia de cómo jugar bien es la misma en ambos bandos: la observación. Si juegas como poseidón debes intentar que, al navegar los navegantes, nunca reveles información inequívoca de dónde se encuentran. Para ello deberás estudiar todos tus movimientos posibles y luego los suyos. Intenta entonces desplazarlos hacia donde sea más difícil que se encuentren cuando les reveles información tras su movimiento. También ten en cuenta que ellos tienen el tiempo justo por lo que, en general, navegarán en la dirección de la isla sagrada. Ya depende lo que quieras jugar con ellos que optes por retirarlos de ella o acercarlos en un farol. Yo recomiendo empezar con una ficha negra, cuantos más movimientos les dejes con certidumbre al 100% de donde se encuentran peor para ti. Como navegante haz exactamente lo mismo pero al revés. Revisa dónde pudo mover poseidón tu barco y encuentra una dirección de navegación en la que encontrarías las menores opciones posibles sobre dónde estás. En la medida de lo posible haz esto navegante en dirección a la isla sagrada.

Detalle de fichas recordatorio para navegantes y de algunas variantes de juego.


Y hasta aquí la reseña de Odyssey. La verdad es que ni el diseño de la caja ni la temática me atraía y no tenía muchas esperanzas en el título. No obstante, ahora puedo decir que estamos ante un gran juego. A dos jugadores funciona muy bien y el pique está asegurado. Mínimo se pedirá revancha estando al otro lado. A más jugadores la cosa se convierte en un “cooperativo” donde los navegantes se ayudan e intentan vencer al enemigo común. La posibilidad de una competencia directa entre navegantes también existe. Por último, mencionar la gran cantidad de variantes que vienen contempladas en el manual y que le añaden un extra de calidad al juego al incrementar su rejugabilidad y permitir que jugadores con más o menos experiencia se enfrenten en igualdad de condiciones. En resumen, Odyssey es un juego de deducción muy bien producido, de duración muy ajustada y que ofrece una experiencia de juego enriquecedora. Yo lo voy a recomendar en muchas ocasiones.

Lo mejor: bonito, ágil y original

Lo peor: caja coñazo, fichas de tamaño excesivo, durante la partida debes tener cuidado de no ver el tablero rival.

Recomendado para: 1vs1, grupos hasta 5 jugadores con ganas de algo rápido en cooperativo o no.

No recomendado para: jugadores que busquen una experiencia algo más elaborada o inmersiva

Me lo compro si: te gustan los juegos de deducción, buscas algo que funcione bien a 1 vs 1 pero tenga más rango. Buscas un familiar.

No me lo compro si: no veo un motivo por el cual no comprar este juego, tiene un nicho tan amplio… digamos que si eres fan de Vital Lacerda y no sacas nunca juegos de peso ligero esta no sería una buena compra XD

¡Nos leemos!