Reseña – Sherlock Holmes Jack el destripador y aventuras en el West End – 17/05/18

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una reseña de la última caja de la serie Sherlock Holmes Detective asesor, concretamente Sherlock Holmes: Jack el destripador y aventuras en el West End. Este juego ofrece partidas de entre 1 a tantos jugadores como apetezcan de una duración media de 150 minutos, aunque depende mucho de cómo de investigadores os sintáis, y una edad recomendada de más de 14 años. Estos parámetros no los he sacado de la caja, me los he inventado acorde a mi experiencia propia con el juego.

Antes de entrar en materia quiero destacar que completé todos los casos de la caja.

Sherlock Holmes es, probablemente, lo menos parecido a un juego que vas a poder jugar sobre una mesa. Tiene el mínimo número de mecánicas posible, tanto que se explica en un minuto, y no se van a ir añadiendo nuevas ni complicando a medida que avance cada caso o resuelvas más misterios.

La propuesta del juego se centra en descubrir la resolución de un caso que le es encargado a Sherlock Holmes. El grupo encarnará a sus irregulares e intentaréis, paralelamente al maestro, averiguar la resolución del citado caso. Para ello, seguiréis diferentes pistas e indicios gracias a la lectura de diversos párrafos.  Aquí hay un hecho destacable: vais a leer mucho. Es importante señalarlo porque puede ser uno de los problemas que encuentren algunas personas con este juego. La manera en que los párrafos están conectados con los diferentes lugares y personas del juego se basa en el mapa y la guía de Londres. El mapa se encarga de indicar qué párrafo debéis leer si visitáis cualquiera de los edificios que veis en él, es útil cuando queréis acudir a algún sitio por su posición estratégica en la ciudad. Por otro lado, la guía de Londres os indica dónde podéis encontrar a todas las personas residentes en Londres así como las instituciones que contiene. Puesto que el número del párrafo también está conectado con su lugar en la ciudad, como acabamos de explicar, gracias al mapa, buscar el párrafo a leer para visitar cierta persona o institución también os dará su ubicación en la ciudad.

Cuando creas haber resuelto el misterio, debes de dar la vuelta al libreto del caso y tratar de resolver el cuestionario. En base a tus respuestas y el número de pistas a las que acudiste el juego de devolverá una puntuación para que puedas compararte con el gran Sherlock Holmes. Y un carajo, el juego te hunde la cara en barro sistemáticamente. Lo cierto es que Sherlock utiliza en muchas ocasiones unos argumentos cogidos con pinzas e imposibles de argumentar para un mortal como tu y yo. Esto es para mí, sin duda, el único fallo del juego: no puedes competir con Sherlock Holmes y, no solo eso, él hace  “trampas” al valerse de unas argumentaciones  muy osadas, en el mejor de los casos, llegando incluso a visitar un determinado testigo “por la cara” sin haber recibido información previa sobre él en las pistas anteriores. Esto hace que juegues al juego con la mera intención de resolver el caso y, si conoces a alguien, ver si haces mejor o peor puntuación que él. El reto propuesto en un inicio, en realidad, no existe ya que es insuperable y provoca la pérdida de tensión. No tiene interés alguno que te dejen desnudo delante de un león y ver quién gana la pelea. Pues lo mismo.

Dicho esto, lo interesante de los casos y la inmersión de la experiencia supera con creces el hecho de que no exista reto alguno real que superar por lo que, haciendo balance, Sherlock Holmes: Jack el destripador y a aventuras en el West End me parece uno de los mejores juegos narrativos y de deducción disponibles en castellano. Para ser más exactos el segundo mejor tras Mansiones de la locura, ambos como máximo exponente en cuanto a inmersión en una investigación.

Espero que este pequeño aporte os sea de ayuda.

¡Hasta la próxima!

pd: si quieres conseguir el juego puedes hacerlo aquí.

Por |2019-01-12T18:29:34+00:00mayo 20th, 2018|juegos de mesa, Reseña|Sin comentarios

About the autor:

José Raúl Megías Iglesias
Joven (cada vez menos) a cargo de la coordinación del proyecto "El Bazar de Iglesias". Conocido por su gran sabiduría y capacidad de liderazgo, espera poder convertir esta modesta iniciativa en un referente dentro del ámbito web nacional.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies